Comunidad de mujeres hispanohablantes en Alemania, Comunidad de latinas en Alemania, Mujeres en Alemania, Mujeres migrantes en Alemania, Mujeres españolas y latinoamericanas en Alemania, Latinas en Berlin, comunidad latina de Berlín

La #AUTOGESTIÓN como forma de vida #1: el Yoga.

La Autogestión es una de mis palabras favoritas. Siento que para mi aúna piezas esenciales que componen mi vida, genera conversaciones nutritivas y abre debates enriquecedores.


Según la Wikipedia y otras fuentes, la Autogestión se define como:

"en el ámbito de la organización, el uso de cualquier método, habilidad y estrategia a través de las cuales los partícipes de una actividad pueden guiar el logro de sus objetivos con autonomía en el manejo de los recursos."

"el empoderamiento de los individuos para que cumplan objetivos por sí mismos"

"constitución y funcionamiento de instituciones o comunidades basadas en la autonomía y en la capacidad de decisión de las personas."


Y a todas estas yo le agregaría la mía propia: la Autogestión es mi forma de poner manos a la obra de manera independiente, sumándole calidad y sustancia a las cosas que hago.


Por eso quería compartir una serie de herramientas, pensamientos & reflexiones que me ha traído esta "palabra" a lo largo de la vida:


Comenzaremos de a poco, yendo tema por tema:



Estas son mis herramientas para ser más autogestivo energéticamente, ayudando a la salud & mejorando nuestras emociones.


Siento que lo más importante que me trajo el yoga fue tomar consciencia de lo delicado y a la vez fuerte y poderoso que es mi cuerpo. El querer cuidarlo y entenderlo cada vez más.

Conocer sus partes, entender cómo se articulan dentro de mi para hacer cada movimiento, y a la vez, aprender a valorar lo valioso que es en si mismo, sin todas las superficialidades que le exigimos por momentos.


Si bien el yoga es un universo profundamente complejo y enorme, intentaré dar unas pinceladas sobre como incluirlo a nuestra vida diaria, independientemente de que ya tengas experiencia practicando o que sea algo nuevo en tu vida.



* Es importante que sepas que el yoga te conecta con todos tus sentidos:


- Desde el Olfato con el olor al incienso, al mat, a la sala, a la rompa limpia para practicar, al palo santo, el sudor y el sándalo.

- Desde el tacto con las manos, los pies, las pantorrillas, el suelo, las plantas de los pies, el mat, el sudor, la ropa, el cuerpo en general.

- Desde el oído con la respiración, el mat nuevamente, el cuerpo moviéndose, la persona que practica a mi lado, el sonido del esfuerzo positivo, la suavidad que trae la constancia, la recompensa y la paz del shavásana (postura final de relajación).

- Desde el gusto con la claridad en la boca, los alimentos que saben mejor, el agua y lo natural. Cuidar la lengua, limpiarla.

- Desde la vista, viendo la vida con diferente perspectiva, revalorizar las pequeñas cosas, agradecer por lo que tengo, aprender a dar y a recibir. Valorar la energía del intercambio, la mirada sincera a los ojos.


El yoga es todo eso y más y, a diferencia de lo que muchas personas creen, no es solo asanas (posturas). El Yoga está compuesto por múltiples aspectos que nos conectan con el mundo tangible e intangible, con la simplicidad, con la armonía, con la bondad, sinceridad y humildad. El yoga tiene múltiples enseñanzas y te animo a ir más profundo.


* También te invito a practicar con consciencia, entendiendo y sintiendo que hay #Asanas y tipos de prácticas que serán mejores para determinados momentos, dependiendo de cómo te encuentres energética, física & emocionalmente.


En mi caso:

- Si estoy cansada mentalmente y necesito resetear mi cabeza, elijo algo dinámico y activo: puede ser algo simple y accesible, por ejemplo, una serie de 10 saludos al sol para reactivar el cuerpo y mente.

- Si estoy cansada físicamente o tengo dolor de regla elijo una sesión suave, por ejemplo, un ratito de tumbarme, estirarme con algún postura de yin yoga o una serie de asanas en el suelo, con algún elemento de apoyo como almohadas o mantitas, que son ideales para relajar y soltar.

- Si estoy mucho tiempo de pie o sentada intentaré llegar a casa y levantar las piernas contra una pared o incluso, si puedo darme el gusto de ir un rato al aire libre, tumbarme en el parque y levantar las piernas hacia los 90º, ayudando a activar la circulación de la sangre.

- Si me siento bloqueada busco asanas donde abrir el pecho y las axilas. Estiro y me muevo en diferentes direcciones, tratando de soltar el cuerpo, la mente, buscando relajar y abrir también las caderas.

- Si estoy en un mood que quiero revertir puedo hacer algún ritual de limpieza: prender un sahumerio, un palo santo, olerlo, limpiar mi cabeza y el espacio donde estoy, estirar el cuerpo, darme una ducha y ponerme aceite en la piel, salir a caminar por un lugar natural..

Eso también es yoga :)


* Otra de las herramientas potentes que suelo utilizar es registrar en mi diario las #emociones y #sensaciones.

Sea el estado que tenga, si voy al mat a hacer algo al respecto, me gusta poder registrar el antes y después. Por ejemplo, si estoy nerviosa y necesito una práctica que me haga sentir enraizada, me siento en el mat dispuesta a practicar y escribo como me siento, que me trae a buscar moverme, que sensaciones tengo en el cuerpo y en la cabeza, e intento plantear un objetivo: ¿cómo quiero sentirme luego?. Practico lo que me apetece y necesito y luego del shavasana vuelvo al diario y sigo. ¿Cómo me siento ahora? ¿qué se modificó en mi? ¿qué consejo o mensaje puedo darle a mi yo de antes desde este nuevo estado?.


Estas cosas me ayudan a vivir de una forma más consciente, pudiendo tener más herramientas para gestionar situaciones, emociones & estados mentales. Siempre, dentro y fuera del Mat, me permiten seguir aprendiendo y mantenerme en movimiento.


Te invito a probar estas herramientas y comenzar a registrar tus propias sensaciones.


Cruda.



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo