Comunidad de mujeres hispanohablantes en Alemania, Comunidad de latinas en Alemania, Mujeres en Alemania, Mujeres migrantes en Alemania, Mujeres españolas y latinoamericanas en Alemania, Latinas en Berlin, comunidad latina de Berlín

¿Qué es la meditación?

Actualizado: 10 may

Por: Daniela Guillén


¿Cómo ayuda la meditación a mi salud mental?


En la meditación Mindfulness, aprendemos a poner atención a nuestra respiración, como entra y sale, y a notar cuando la mente empieza procesos de rumiación. Esta práctica nos ayuda a regresar a la respiración y ayuda a entrenar los músculos de la atención y presencia .


Al poner atención a nuestra respiración, aprendemos cómo regresar a ella y a mantenernos ahí, en el momento presente, para anclarnos en el aquí y el ahora con un propósito y sin juzgar el momento.


La idea detrás de la meditación Mindfulness se muestra como una técnica fácil, pero tenemos que saber que toma mucha paciencia y disciplina. Lo más interesante de esta práctica es que una meditación nunca será igual a la otra. Por eso es necesario sentarnos y tener una actitud de curiosidad, sin expectativas, abiertas al qué pasará y cómo será esta meditación, otorgándole más espacio a la realidad, al momento presente. ¿Cómo me siento hoy? Habrá días donde experimentemos dolores de espalda, dolor de pies, o habrá situaciones en las que sentimos una paz profunda o una relajación muscular, pero no intentes controlar lo que el momento presente te quiera presentar.


Empieza con cinco o diez minutos al día, y empieza a pensarlo como un hábito. Así como te lavas los dientes diario, tu mente también necesita este proceso para retomar un equilibrio. Ten en cuenta que también habrá días de incomodidad, de cero concentración, y con amabilidad acabas tu práctica y tomas en cuenta que el día de mañana podrá ser distinto. Siempre esperamos a que las condiciones estén perfectas, y nos venden una imagen de que la meditación siempre induce a una relajación, pero va a haber experiencias en las que puede que así no sea, pero no por eso dejas de lavar tus dientes.





¿Por qué es bueno aprender a meditar?


La meditación no es la cura para todo. Claramente puede proporcionarnos un espacio de paz en nuestras vidas, pero no es una solución, no es una práctica de una vez y ya. Pero muchas veces, son esos espacios los que necesitamos en nuestro día a día para tomar decisiones más acertadas para nosotros, nuestras familias y nuestra comunidad. Las herramientas más importantes para implementar en tu práctica de meditación es la paciencia, la compasión hacia ti mismo y un lugar cómodo para sentarte a hacer tu meditación.


Cuando meditamos, estamos inyectándole a nuestro cuerpo beneficios a corto y a largo plazo y, un bonus, es que no necesitamos pagar una membresía súper cara para poder acceder a ella.


Aquí hay cinco razones para meditar:


  • Entender tu dolor

  • Reducir el estrés

  • Conectar más contigo misma y con la gente que te rodea

  • Mejora tu enfoque

  • Reduce la rumiación

¿Cómo se medita?


La meditación es simple y compleja. Lee los siguientes pasos para asegurarte de crear un ambiente cómodo y seguro para la práctica de tu meditación. Dale prioridad por unos minutos de tu día a esta práctica.


1. Toma asiento.

Encuentra un lugar cómodo y calmado para sentarte, donde sepas que por unos minutos nadie te va a interrumpir.


2. Pon un tiempo límite.

Si estás empezando, puedes ponerlo por 5/10 minutos.


3. Pon la atención en tu cuerpo

Al sentarte ponle atención a tus pies como tocan el piso, o si estás sentado de piernas cruzadas ponle atención en tu cuerpo tocando la superficie, ya sea una silla, un colchón o el piso.


4. Siente tu respiración

Sigue tu respiración como entra y sale de tu nariz.


5. Nota cuando tu mente empieza a divagar.

Inevitablemente, tu atención se irá lejos de tu respiración y empezará a divagar. Cuando eres consciente de que tu mente ha empezado a divagar, por segundos, por minutos, no importa, sin juzgar, regresas a tu respiración.


6. Ten compasión hacia tu mente divagadora.

Lo más importante de este proceso, es no juzgarte u obsesionarte con pensamientos. Simplemente regresa a la respiración.


7. Cierra este proceso con amabilidad.

Cuando suene el cronómetro, empieza a mover los dedos de las manos, de los pies, regresa a la respiración y tomate unos segundos o minutos de contemplación antes de pararte y regresar a tu rutina. Nota tus emociones, tus pensamientos, cómo se siente tu cuerpo.


Así es! Esa es la práctica. Enfocar tu atención a tu respiración. Si tu mente empieza a divagar regresa tu atención a la respiración las veces que sean necesarias.



Prácticas sustentables


Está estimado que un 95% de nuestro comportamiento se gobierna en modo autopiloto. Eso es porque nuestras redes neuronales se rigen por nuestros hábitos, lo que hace que reduzca millones de estímulos sensoriales por segundo a un uso eficiente de nuestro cerebro para funcionar mejor y reducir la energía de procesos cognitivos, los cuales consumen mucha energía de nuestro cuerpo. Estas señales cerebrales por defecto son tan eficaces que a menudo nos hacen recaer en viejos comportamientos antes de que recordemos lo que queríamos hacer en su lugar.


Mindfulness es exactamente lo opuesto a las redes por default. Se trata de un control ejecutivo en lugar de un piloto automático, y permite realizar acciones intencionadas, tener fuerza de voluntad y tomar decisiones. Pero eso requiere práctica. Cuanto más activamos el cerebro intencional, más fuerte se hace. Cada vez que hacemos algo deliberado y nuevo, estimulamos la neuroplasticidad, activando nuestra materia gris, que está llena de neuronas recién brotadas que aún no han sido preparadas para el cerebro del "piloto automático".


Sin embargo, cambiar el equilibrio para dar más poder a tu cerebro intencional requiere algo de trabajo. Aquí tienes algunas formas de empezar.


Yo compré una botella de agua que tiene una persona meditando, para recordarme durante el día de mi práctica de meditación, utiliza algún amuleto que te ayude a recordar tu práctica, ya sea tu cojín de meditación, o una vela que puedas ver para que no se te escape al pasar.

¿Cómo comenzar? Bueno, puedes empezar siguiendo o uniéndote al grupo del Club de la Espiritualidad en Facebook, que es un grupo para latinxs viviendo en el extranjero, enfocado en herramientas de la salud mental, donde te beneficiarás de prácticas de Mindfulness, consejos y recomendaciones tanto para principiantes como para avanzados. Igualmente te invito a seguir mi cuenta en Instagram: @heartflow.dg, en la cual estaré subiendo meditaciones y tips.



Mucha paz para ti y recuerda voltear la mirada hacia tu interior.


Daniela Guillen


51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo