top of page
Comunidad de mujeres hispanohablantes en Alemania, Comunidad de latinas en Alemania, Mujeres en Alemania, Mujeres migrantes en Alemania, Mujeres españolas y latinoamericanas en Alemania, Latinas en Berlin, comunidad latina de Berlín

Una carta para mí

Querida,


Hoy, 8 de marzo del año 2024, quiero decirte que estoy orgullosa de ti y de todo lo que has logrado en este último año. Has vivido más experiencias que muchas de las personas que te rodean. Hace un tiempo estabas en tu país, cerca de tu familia y de tus amigos de siempre. No te perdías ningún cumpleaños y esperabas los domingos para almorzar en familia tu plato favorito. Si te pasaba algo tomabas tu teléfono y alguien aparecería. Te quejabas un poco de tu trabajo mientras soñabas con algún día cruzar el charco.


Ese momento llegó un día de tropezón. No esperabas que fuera tan pronto, pues ese sueño se veía cada vez más lejano. Sin pensarlo dos veces, tomaste una maleta y la llenaste de valentía, de determinación y de expectativas. Tuviste que dejar muchas cosas fuera, esas que hoy el cielo gris te hace extrañar. No sabías lo que aquí te esperaba y eso inundaba tu cuerpo de temor y exitación. Comenzaste a vivir en una lengua totalmente desconocida, te sentiste expuesta una y otra vez al punto de no saber si el rojo de tus mejillas se debía al frío o a la vergüenza permanente. Se llenó tu buzón de cartas incomprensibles, de pronto actos tan simples como ir al supermercado se volvieron desafíos. Así como un niño cuando aprende a caminar, diste un paso después del otro, despacio, con paciencia, sosteniéndote de cualquier cosa que pudiera ayudarte o cayendo y volviendo a intentar.


Quien diga que esto es fácil, pues no lo ha vivido. Tuviste días de alegría extrema y días de llanto desconsolado. Cuántas noches soñaste con volver a casa, sí, a casa, porque aún no sabes si este será tu hogar y te cuesta asumir que en tu país ya no estará. Cuántas veces te preguntaste qué hacías aquí mientras el péndulo de tus pensamientos iba de "La vida es una, quiero conocer el mundo" a "La vida es una y estoy viviendo lejos de la gente que amo".

Sufriste por amor, sufriste mucho por amor. Te mudaste una vez, te mudaste dos veces. Te enfureciste con la burocracia alemana y echaste de menos el desorden latino. Te sentiste sola y perdida mientras buscabas cubrir los espacios vacíos con amor propio. Las personas que se cruzaron casualmente (o tal vez no) por tu camino te ayudaron a reconstruirte y a darle sentido a tu aventura.


Hoy, 8 de marzo del 2024, te celebro bella mujer, te sonrío mientras se arruga mi mirada, te abrazo con calidez y te digo que todo lo que has sembrado florecerá y que ya nada de lo que pase te derrumbará; porque eres una luchadora, porque perseveras sin rendirte, porque crees que es mejor intentar, equivocarse y aprender, que sólo imaginar.


Con orgullo,

.........................................




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page