Comunidad de mujeres hispanohablantes en Alemania, Comunidad de latinas en Alemania, Mujeres en Alemania, Mujeres migrantes en Alemania, Mujeres españolas y latinoamericanas en Alemania, Latinas en Berlin, comunidad latina de Berlín

¿Cómo solicitar el Schulbefreiung?

Actualizado: 9 abr

Cuando mis hijos estaban en el jardín infantil fue sencillo organizarnos como familia para pasar temporadas largas en mi país o en el país de mi pareja (ambos somos extranjeros). Al empezar mi primera hija el colegio todo mi entorno transformo esta dinámica al famoso “imposible" o "no podrás volverlo hacer". Recuerda que en Alemania existe la ley de "escolarización obligatoria" en todo el país, tampoco es legal el “homeschooling”. Puedes leer aquí sobre el inicio la edad escolar por Paola Schiantarelli.

En este espacio quiero contarte nuestra experiencia con 3 solicitudes de permiso para faltar a clases en Alemania, una de corta estadía (junto con vacaciones escolares) y dos de estadías largas. Dos solicitudes bastante diferentes.


La primera de ellas fue cuando mi hija mayor se encontraba en primer grado y las dos semanas de vacaciones de navidad las alargamos a tres y medio por un viaje que hicimos a Estados Unidos, visita de familiares. En estos casos puedes recibir seguramente una mueca por parte del maestro, la secretaria o la directora al que le estés comunicando tu deseo. ¿Por qué? Por que por lo general, en ninguno colegio del país se aprueban permisos escolares antes o después de las vacaciones. Sin embargo si tu solicitud tiene motivos de fondo, puedes intentarlo.

Yo logre justificar nuestra estadía en el exterior una semana y media más por dos motivos:

  • Estábamos pasando una separación con el padre de mis hijos y en todo el proceso había estado sola, sin compañía de familiares.

  • El 6 de enero es una fecha importante en nuestras tradiciones y deseábamos pasar esta fecha en familia.

Otras justificaciones (reales, te aconsejo ser sincero y abierto con la dirección de la escuela, más aún si tienes la intención de solicitar permisos constantemente) de familias que han trabajado conmigo han usado son:

  • Visita a familiares (abuelos) que por su edad y condición de salud no pueden movilizarse al exterior con facilidad lo que ha causado la separación de más de dos años con su nieto/a.

  • Fechas especiales para la cultura o religión de la familia.

  • Celebraciones como bodas, bautizos o confirmaciones de familiares.

  • Entierros o enfermedades criticas que exigen la presencia de los padres en el país de visita (origen).

Ahora, para estadías largas necesitas el “Schulbefreiung”

Las dos experiencias más que hemos realizado han sido por largos periodos. Por que si, si se puede lograr estar exentos de clases en Alemania. Nosotros lo hemos hecho dirigiéndonos a un país en América Latina y la segunda vez por una estadía mayor a tres meses en un país europeo. Recuerda que la escolarización la exige Alemania así que si los niños están matriculados en una escuela local, los padres están cumpliendo con su educación obligatoria.


En la primera experiencia por supuesto que sentí temor, porque recordaba los mil comentarios de la sociedad… “eso es dificilísimo”, “Alemania no permite que falten a clases”, “tienes que hablar con el Schulamt”, “la directora te dirige al Jugendamt”… así que me dije y ¿qué pasa si nos rechazan la solicitud?. Con el tiempo descubrí que estos comentarios eran un voz a voz de familias que nunca lo habían intentado y solo se habían quedado en el “he escuchado”. Y fui conociendo en la ciudad de Berlín familias que por muchos años lo lograron y otras que recién habían realizado la experiencia de vivir en otro país por un periodo de tiempo o de vivir viajando un par de meses con sus hijos mayores (escolarizados).

En la segunda experiencia ya iba decidida y sabía que les interesaba escuchar tanto a la secretaria como a la dirección del colegio para conseguir el famoso “Schulbefreiung”. Aquí te cuento lo básico para lograrlo.


¿Cómo empezar?

  • Dirígete primero a los maestros, comparte con ellos la intención que tienen y que consideran que es conveniente tener en cuenta para continuar un buen desarrollo académico de tu hijo/a. Luego, con su apoyo, ve a la dirección del colegio.

  • Hazlo tú. Es decir si tu pareja es el alemán, y el país de destino es tu país de origen, toma las riendas del asunto tú. Con el alemán básico o profesional que tengas, te aseguro que lograrás mayor sintonía con la secretaria o con la dirección si eres la persona que hace la solicitud.

  • No es necesario que des las razones personales para el viaje, sin embargo sustentar que esto brindará la posibilidad de mayor tiempo en familia, refuerza la solicitud debido al desarrollo del niño y dentro de ello su identidad.

  • Presenta la solicitud con tiempo suficiente, mínimo un mes de antelación a la ausencia. De esta manera si recibes una decisión negativa, todavía tienes la oportunidad de hacer un segundo llamado. Además no pones en apuros a la secretaria del colegio.

  • La solicitud debe hacerse siempre por escrito, donde este indicado el nombre del niño/a, la clase, las fechas exactas, una explicación y mejor aún pruebas que lo sustente o demuestren seriedad, nosotros siempre hemos indicado en esta carta el nombre del colegio que mi hija visitará con email, dirección y teléfono de la institución del país de destino.

  • Recibir la autorización también por escrito.


Para tener en cuenta:

  • Puedes ponerte a disposición que los contenidos académicos perdidos se recuperarán por cuenta propia.

  • Si tu hijo está cursando los últimos grados de una etapa o grados con calificaciones necesarias para continuar el sistema, es mejor acordar una fecha de viaje conveniente con el maestro o la dirección.

  • No hay ningún paso a paso o ley que de permiso o no, así que solo debes tener una buena comunicación con la dirección del colegio de tu hijo/a.

  • El motivo mejor sustentado para la mayoría es el laborar, es decir padres que van a trabajar en el extranjero por un periodo de tiempo determinado. Si puede ser tu caso, aprovéchalo.

  • Haz un balance de los pros y contras que esta experiencia traerá para tu familia y de esta manera te sentirás más seguro en todo el proceso.

Las últimas dos cosas que quiero decirte para cerrar:

  1. Cuando te dirijas a los maestros o la dirección no preguntes si te lo permiten, sino que anuncia que lo harás, que ya esta planeado.

  2. Si lo estas pensando, tienes la intención o la oportunidad para hacerlo, no me queda más que decirte: ¡Hazlo!, ve y disfruta con tus hijos tu país de origen, es la lengua de herencia de ellos, y si no es tu país de origen, también ¡Hazlo!. Es enorme los beneficios que les traerá vivir una experiencia de escolarización en otro país.


Puedes leer aquí los 7 beneficios de una escolarización en el país de mamá o papá.

Nos gustaría poder ampliar esta información, ¿cuál ha sido tu experiencia?

¿pensabas que no era posible?


Con cariño,

Laura Gutiérrez

Asesora de crianza bi/multilingüe

Crianza bilingüe y disciplina positiva

www.lafamiliafettuccini.com

info@lafamiliafettuccini.com


52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo