Comunidad de mujeres hispanohablantes en Alemania, Comunidad de latinas en Alemania, Mujeres en Alemania, Mujeres migrantes en Alemania, Mujeres españolas y latinoamericanas en Alemania, Latinas en Berlin, comunidad latina de Berlín

Emigrar a Alemania: luces y sombras

Actualizado: 2 jun

¿Qué sentimientos esperar? La migración es una experiencia transformadora: emociones como la soledad y la ilusión, la vulnerabilidad y la gratitud convivirán entre sí, te acompañarán y te enriquecerán.


Migrar es una experiencia transformadora. Foto: Sofia Sforza/Unsplash


Cuando nos vamos a mudar al extranjero, tenemos una vaga idea de qué nos espera. En general, estamos confiadas, llenas de expectativas y abiertas a la aventura. La realidad, a veces, nos sorprende y nos puede confundir. Emigrar, como toda experiencia transformadora, está llena de luces y sombras.

Para prepararte para el viaje, es importante saber qué te espera. Todas pasamos por emociones parecidas. Y es, precisamente, esa universalidad del viaje la que nos une, nos conecta y nos alivia.

  • Soledad y tristeza. Tu familia y amigos están lejos. No sabes cuándo los volverás a ver. La cultura alemana, aunque maravillosa, no se caracteriza por su sociabilidad. Independientemente de tus circunstancias, en los momentos iniciales, te va a faltar red y apoyo. La escasa luz de los días de invierno no ayuda. Habrá días en que te invada el desánimo y no te apetezca levantarte de la cama.

  • Vulnerabilidad. Al no conocer la cultura, la ciudad, las costumbres, no sabes cómo se hacen las cosas. Te complican los trámites y casi nunca sabes ni a quién preguntar. A lo que se suma un idioma de gran dificultad, que te limita. No te puedes expresar ni desenvolver como acostumbras. Te sentirás, a veces, vulnerable, como una niña pequeña.

  • Ilusión. Todo lo que vives en el extranjero te aporta. Descubres lugares, desarrollas nuevas aficiones y ganas recursos. Entras en contacto con personas de diferentes culturas, religiones, creencias: aprendes a ver el mundo con ojos nuevos y a entender otros puntos de vista. Te enriqueces como persona y, por ello, te sentirás pletórica y llena de satisfacción.

  • Gratitud. Alemania ofrece muchas oportunidades: a nivel laboral, formativo, educativo. Tiene unos niveles de desempleo bajos, buenas condiciones laborales, programas de ayudas (de formación, de asesoramiento, laborales…). Además, es un país muy seguro y fantástico para criar niños. Una vez que empieces a disfrutar de las posibilidades que te brinda, estarás agradecida.

Estas son algunas de las muchas emociones que experimentarás en tu viaje. No se trata de etapas que haya que superar, ni de compartimentos estancos. Son sentimientos que conviven y te acompañan.

Hay un antes y un después de la emigración. Es un punto de no retorno. Aunque más adelante vuelvas a tu país, ya no serás la misma. Las luces y sombras de la emigración dejan huella, te enriquecen, te transforman.

Virginia Gallo

Expat Coach & Doctora en Derecho Internacional

www.virginiagallo.com

https://www.instagram.com/virginiaexpatcoach/

https://virginiagallo.com/secretos





96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo